jueves, enero 28, 2016

DE AMARES (DE AMAR A MARES)



De Amares
de historia de mares.
es la marea danzando,
es la espuma que anida,
el ave escondido entre los versos,
es el viento que arrebata,
las memorias emergiendo,
la mecánica del infinito,
el centro de la vida que palpita.
Y tú mi barca de luces encendidas
anclada en la libertar y el sueño.
Y yo náufrago sin penas
con la dicha de saberme
espuma, ola, viento, ave, infinito

y ese trozo de vida que palpita...  

viernes, julio 31, 2015

De amor,
cualquiera puede escribir de amor,
la belleza llega cuando
intentas poner a danzar  la tristeza,
cuando salas las heridas y braman,
cuando las noches descifran la amargura
de los sueños perdidos.

Las letras reales duelen, calan,
arrasan como río enfurecido
se llueven en las ausencias,
avivan delirios
y vierten, evocan, marcan,
se aferran con dientes al alma.

Del corazón cualquiera predica
no cuando debes barrer su polvo
Coser los vacíos con epítetos
erizar los poros entumecidos
desmenuzar en la boca la memoria
los recuerdos como ruinas en la garganta
sangran las líneas
las historias ulceradas
y las lenguas, aves agónicas,
caen desplomadas sobre nidos de papel.

Cualquiera puede escribir de amor
difícil trabajo el mío
intentar asirme al mundo
con las palabras rotas...

lunes, marzo 16, 2015



Plegarme sobre mí misma
tantas veces sea necesario
para guardarme en secreto.

Inventarme en
dobleces raros,
hasta volverme un avión de papel.

Volar en espiral
en tardes deslavadas
y rayos traslúcidos que agonizan.

Por la ventana
espera la luna,
curiosa espía,
musitando lento.


Mientras al fondo suenas
cómo una canción conocida,
la frontera de tus sueños
encontrándose en mi órbita.

Nos perdemos por dentro,
te respiro,
enredados en  el destiempo
que prolonga la noche.

Apagamos la luz
dejamos  el espacio vacío
el cielo nos acoge,
hasta volvernos etéreos,

hasta sabernos  eternos...

domingo, noviembre 09, 2014

Reescrito

No hablo de insomnios malgastados,
de amores sempiternos  
de soles raspando
las ventanas rotas.
Hablo de mí,
del  golpe en el vacío
de las noches modestas
cayendo en mis ojos
las gotas de aguardo
 lavando las manos
y los montones de espejismos
arrendando la garganta.
Porque la lengua ha muerto
y el canto de las sirenas 
enloquece a la brújula.
La magia pernocta
junto al sombrero vacío
en espera...
Las lunas grabadas en la espalda
menguando siempre
punzando siempre
esperando siempre
volver a ser luz
que fecunde
alguna versión  del tiempo,
el origen que estalla y resplandece…





miércoles, junio 19, 2013

Inconcluso...

Colgarse al cuello
las mañanas olvidadas,
los soles extintos
impresos en postales
como recordatorios

Ver desatarse a la cordura 
y  llevarse el reloj al bolso,
comienza como autómata
de nuevo a medir el tiempo.

¡Cómo no extrañar
las mariposas de lenguas largas!
que cargadas de voz y canto
revoloteaban en las veredas,
y que hoy se arrastran detrás de la realidad.
Ya no se alzan prodigiosas de poesía

Pareciera que aquello que habitaba el pecho
se ha quedado eternamente dormido
y las tristezas tarareando
son lo único que rompe en el silencio.

Cerré los ojos
y un redoble de tambores
invitó a la vida
para hacer un inventario
de nostalgias
y memorias rotas...

martes, febrero 19, 2013

Desentrañando


Soy mujer tierra
humedecida de llantos y cantos,
fecunda,
que da cobijo al ave,  al gusano.
En sus centros,
Soy membrana que late,
que bombea sangre pura y caliente.
Soy aliento,
Trocitos de alma que se esparcen por la boca, por los ojos,
bálsamo dispuesto en la garganta.
Soy un febrero más que recorre el tiempo a su paso
inconcluso,  contundente.
Soy la inquietud de la noche,
los recuerdos que dan la bienvenida a los insomnios,
aquél espasmo entre suspiros,
cicatriz perpetua,
Caricia impresa,
el pan y el vino que comparto,
el sueño que se destila,
la oleada de un mar furioso
contenido en caracolas.
Soy más
Y mucho más
Que la mano que mueve la cuchara en la cocina…

viernes, agosto 10, 2012

Una mirada al pasado

A Un par de ojos enormes y expresivos repletos de vida, de pureza y sabiduría; si los miras bien  pareciera que puedes leerle los sueños. 

Siempre que veía a Glenda me venía a la cabeza el porte y la elegancia y belleza de aquella actriz de los años cincuentas Audrey Hepburn, así fue como se me ocurrió la idea de emular un poco aquellas fotos épicas de Breakfast at Tiffany's  sin dudarlo se lo propuse y como siempre mi compañera de aventuras cediendo a mis locuras no puso peros y realizamos una larga pero muy divertida sesión, y aquí el resultado. 

 Gracias por ser mi amiga, mi mentora y permitirme volar a tu lado. Te quiero 













martes, julio 10, 2012

El despertar de las conciencias!


El despertar de las conciencias, no podía nombrarlo de otra forma, escuchar tantas voces juntas coreando y exigiendo un futuro mejor, ver esas caras repletas de esperanza, de ganas, de anhelos y quedarse mudo ante lo que está pasando me parecía injusto, y yo al menos quiero ver con orgullo a mis hijos y decir yo estuve allí, poniendo mi granito de arena por mí pero también allanando un poco el camino para su llegada. 


Lejos de haber sido una lección de política, esta marcha representó una lección de vida, donde  los partidos políticos no tenían cabida yo lo único que ví fue al pueblo de México unido.

No suelo subir tantas fotos de un mismo evento pero simplemente no puedo elegir, son tantos mensajes que tendré que ir subiendo poco a poco y haciendo algunas entregas para no aburrirlos! 









miércoles, junio 27, 2012





Escuché la palabra libertad desde el día que nací, era la expresión favorita en una casa con unos  padres que crecieron en medio de una época sesentera en que fluían a chorros los conceptos de amor, esperanza y claro vida libre y sin limitaciones; pero a su debido tiempo decían. Así que al llegar yo al mundo, ellos en su afán de afianzar sus recuerdos hippies sembraron en mí la espinita y crecí empuñando el término como el escudo de la familia, vivir en libertad! tu eres libre de elegir tu vida y cómo quieres vivirla.

Años después por fin llegó el aquél  “debido tiempo” y tomé con heroísmo mi estandarte junto con una maleta vieja un par de calcetines y me fui a saborear las mieles de mi tan ansiada y esperada herencia familiar, vivir mi vida en libertad! y cuando llegué lo suficientemente lejos y no puedo decir tan alto por que más bien me mantuve volando bajo pensé; ¿Y  ahora? ¿ Qué chingao hago con esto? ¿Soy libre de qué? o ¿de quién? y comencé a ponerme yo misma las ataduras que no tenía y a buscar que hacer.

Lo primero claro está conseguir un trabajo; nada del otro mundo, sólo lo adecuado y  que  me diera un poco más de independencia financiera y me permitiera emprender el viaje, rentar un sitio para mí, el lugar propicio, con la paredes pintadas a mi gusto y el cuadro que yo elegí sin reproche alguno de esta es mi casa y cuando tengas la tuya la decoras como quieras, ah sí!  hay que agregar responsabilidades; pagar luz, agua, teléfono, hacer la despensa cada semana y darme el lujo de salir y llegar a la hora que quiera sin explicaciones. ¡Qué bien se siente tener tus propios problemas! y no saber de ninguna forma como resolverlos y llorar… y después reír por que al final no era tan complicado, a esto le podemos agregar viajar! claro ya no hay que perder tiempo en en pedir permisos,  podemos decidir hoy a las doce de la noche que mañana el primer camión a ninguna parte o a la ciudad de qué mas da será abordada por mí y sin que nadie se entere si regresé o me quedé a vivir por allá.
¿Y luego? ¿Esto es la libertad?. Se siente bien, Me repetía una y otra vez y que la soledad ayuda, fortalece, te hace conocerte, y crecer; lo sigo creyendo, siempre que tus demonios, monstruos debajo de la cama y algunos del armario te hagan buena compañía, aún así, sentía en mi intensa búsqueda, algo no estaba haciendo bien  y luchando con mi propia soberbia una noche en que algún duende sabio mordisqueaba mi oreja, dándome consejos de gente madura apareciste tú, de la nada, en el sitio menos esperado y sin que lo supieras leí  y devoré cada palabra que regabas en este mundo paralelo que algunos llaman internet y un switch encendió de pronto y se puso en alerta, quién era este ser sabio y tan distinto a mí y a la vez tan igual  que estaba revolucionando mi mundo (ese que yo construí con mi casita pintada de blanco y  mis cuadros en la pared) y el siguiente paso, cuando te  vi por primera vez y tus ojos negros y penetrantes desnudaron mi alma; una alarma enorme comenzó a sonar y desperté de pronto descubriendo que mi mentada libertad estaba terriblemente incompleta.
Ahora años después sé que soy libre, cuando aquellos monstruos ya no viven de planta aquí, llegan a venir de visita sólo si se los permito, cuando he crecido como ser humano porque tú me inspiras a ser mejor, porque me enseñas que hay un significado nuevo de vida cada día. Soy libre  cada vez que siento tu brazo por las noches buscar mi torso y rodearme, soy libre, cuando en tus mejillas mis historias pintan tus lágrimas llenas de ternura o en tus labios sonrisas, soy libre cuando despierto cubierta de besos y risas cómplices, soy libre en esas tardes largas en silencio a tu lado donde sólo se acompaña nuestra respiración, soy libre cuando discutes mis decisiones o las apoyas con algún gesto de estás algo loca pero estoy contigo, cuando esas decisiones han dejado de ser sólo mías y se han vuelto nuestras. Soy libre cuando te escucho murmurar un te amo bajito, un te extraño u hoy pensé en ti, cuando me cuentas tu día, tus tristezas o tus alegrías y sé que me gané un espacio en tu corazón y lo conservo y sigo siendo tu amiga, cuando me enorgullezco de tus logros, que no son míos, pero que siento como si lo fueran, cuando camino por la calle y mi mano no está vacía, está repleta de ti, cuando tus palabras acertadas me reconfortan, me arrullan o me completan, cuando te miro dormir y me siento dichosa y privilegiada por qué estás a mi lado una noche más y tengo una historia entera a la cuál le puedo poner un título y es ahí cuando sé que por fin mi tan ansiada libertad cobró su verdadero significado con la decisión más bella y más importante para mí, el  compartir nuestra vida el tiempo que nos sea necesario que con sólo nombrarlo ya es eternamente…

viernes, junio 08, 2012

Manual de reparaciones





Dicen por ahí,
que un ángel
pasaba otro día calculado
el total de las tristezas;
con uno que otro elogio del alma,
meciéndose en algún presentimiento,
buscaba al cielo como amuleto
y llevaba colgado un trozo de luna al cuello.

Gotas que humedecían los instantes,
el renacer entre campos santos,
mientras se evaporaban suspiros
plantando susurros en su huída.

Decidió postergar
un par de años
la frecuencia de latidos,
hasta que otra vez se sincronicen 
con sonrisas gratuitas.

Y Allá en la esquina del universo,
un Dios contempla la escena,
en su mirada los versos se pierden,
la luz de sus manos se apaga lentamente
y a sus pies un manual de reparaciones
que  ha decidido comenzar a leer.

lunes, junio 04, 2012

bienvenida


La maravilla de la vida nueva gestando en su vientre luna llena...

Mi primer sesión y espero no la última de premamá. Gracias a Sara por permitirnos ser parte de este gran momento. 











Nikon D3100
By. Naxhelli Pacheco.

miércoles, marzo 28, 2012

El milagro de las gotas al caer...



     Caminaba de regreso a casa a cierta hora transitada del mediodía, el sol enorme y majestuoso iluminaba el cielo. De pronto una lluvia de gotas grandes y pausadas comenzó a caer sobre mi cabeza, aceleré un poco, (sólo un poco) el paso;  varios adultos hicieron lo mismo, algunos con mucha más prisa y la cabeza clavada en el piso cubriendo sus cabezas con las manos o cualquier artefacto que tenían a la mano.
 Pasábamos justo frente a una escuela primaria;  una madre apresurada cruzo la calle con sus dos pequeños, al llegar al otro lado de la acera los soltó y con rapidez abrió la puerta de su ostentosa camioneta y subió apurada pensando que los niños imitarían su gesto, contario a esto, el niño miró hacia arriba, abrió sus manitas y comenzó a dar vueltas, su hermana menor lo observó primero con cara de susto pero inmediatamente y olvidándose de la madre comenzó a seguir el juego de su hermano;  ambos daban vueltas con los brazos elevados al cielo recibiendo las enormes gotas, todos los adultos que pasábamos al lado suyo sin darnos cuenta  levantamos el  rostro, miramos a los niños y nos detuvimos de golpe a observar ese par de sonrisas enormes y sinceras que en mi caso, hacía tiempo no veía por estos rumbos, por una fracción de segundo la lluvia fue lo de menos y todos disfrutábamos de el espectáculo esbozando una sonrisa. Incluso una joven que caminó junto a mí a lo largo de dos cuadras cubriendo con sus manos una enorme mancha que adornaba su blusa blanca y que, obviamente hacía con este gesto que fuera mucho más evidente, olvidó el detalle y dejó caer sus brazos a sus costados relajándose por un momento, quizás trayéndonos a la mente aquella canción infantil que de alguna forma se ha vuelto un tanto icónica en esta ciudad,- si las gotas de lluvia fueran de caramelo me encantaría estar allí abriendo la boca para saborear- ...
 De pronto, del interior  del vehículo salió la voz de la madre gritando - ¡José!- de forma brusca y estridente, el niño con un  sobresalto corrió a la camioneta seguido de la pequeña hermana  y nos trajo a todos de vuelta  a la realidad haciéndonos seguir nuestro trayecto no sin antes volver a clavar la mirada al asfalto ceniciento que ahora brillaba un poco más con el reflejo de sol en los charcos de lluvia... 


Fotografía tomada en fundidora
by. Naxhelli Pacheco
Nikon D3100