martes, junio 17, 2008




Tu sólo miras mi alma entumecida

y yo espero que esa luna que se va

me lleve cómo testigo

mientras me rasgo al viento...

1 comentario:

Maria Varu dijo...

el alma siempre renace al suave roce del viento...

un abrazo